Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y uso de la web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de privacidad.

​​Si has jugado al videojuego Street Fighter seguramente te suene la palabra hadoken.

Se trata de un neologismo japonés inventado por los creadores del juego para describir un tipo de ataque que hace uno de sus personajes moviendo el puño desde la cadera para lanzar una especie de onda.

Por analogía, en inglés se suele traducir como bola de fuego (fireball) aunque realmente el hadoken es un ataque que se genera a través de la fuerza de voluntad del luchador, que se concentra en las palmas de las manos para lanzar una bola de energía a su adversario.

Una sensación de impacto muy similar se percibe cuando ves por primera vez la BMW G310R que hemos preparado en Cafe Racer Dreams.

Fruto de un acuerdo con la dirección de marketing y eventos de BMW Motorrad, la marca bávara nos cedió una de sus BMW G310R para desplegar toda nuestra creatividad en esta obra de arte bautizada como Hadoken BMW Cafe Racer Dreams.

Transformar una moto moderna en clásica

Aunque nuestra experiencia se concentra sobre todo en transformar motos antiguas consideradas clásicas, para darles un aire nuevo dentro del estilo vintage Cafe Racer, no tenemos ningún inconveniente en trabajar con motocicletas actuales.

Pero es evidente que el reto difería mucho de lo que estábamos acostumbrados hasta ahora.

Primeramente porque no tenía sentido tocar la mecánica. Más aún en este caso, que el encargo provenía directamente de la propia marca fabricante.

Y además porque el reto estilístico al que nos enfrentábamos era mucho más sugestivo que cuando trabajamos para un cliente, porque el acuerdo con BMW implicaba no solo mejorar la moto entregada, sino también exponerla en un evento tan destacado para los aficionados como el encuentro Oldies but Goldies, que se celebraría en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid.

La BMW G310R a transformar se caracteriza por ser una moto juvenil, de estilo vanguardista, pensada para el uso urbano, ligera y muy ágil para serpentear entre el tráfico de la ciudad.

Por su precio, se puede decir que se trata de un modelo de acceso a la marca.

Y nuestra misión consistía en convertir aquella moto en un codiciado objeto de deseo.

El resultado final:  Hadoken BMW Cafe Racer Dreams

Mientras que nuestro trabajo suele comenzar desmontando la moto y comprobando que piezas del motor podemos recuperar y cuáles no, en este caso a nivel mecánico no tuvimos que hacer nada, ya que la moto cedida era un modelo de producción en serie a estrenar.

Así que nos pusimos directamente manos a la obra con la transformación estética.

Pero en este caso la premisa era darle a la moto un estilo vintage sin renunciar al diseño vanguardista que tiene la BMW G310R de serie.

Para hacerlo, optamos por quitar una parte del carenado de serie.

Y además de eso, queríamos que tuviese un estilo Cafe Racer más puro: por lo que sustituimos el faro por uno más retro, además de cortar el subchasis trasero y retirar el asiento de serie para colocar uno más pequeño, que intensifica la impronta CRD.

Sin embargo, no era nuestra intención pecar de excesivamente rupturistas, así que mantuvimos en gran medida el diseño original de la BMW G310R.

Por esa razón, conservamos el estilo del antiguo depósito de gasolina —aunque colocamos uno nuevo menos abultado, pintado con los colores corporativos de BMW igual que la moto donante—, que va integrado con el asiento de piel negra.

Asimismo, elementos como la horquilla, las llantas (pintadas de blanco), los neumáticos, los amortiguadores o el display-velocímetro son los originales que venían de serie con la moto.

El resultado final ha sido sorprendente porque hemos convertido una moto moderna en una clásica Cafe Racer sin perder ni un ápice del espíritu marcado por el fabricante.

Si quieres pedir cita para ver in situ en nuestro showroom cómo ha quedado Hadoken BMW Cafe Racer Dreams puedes contactar con nosotros a través de este formulario de contacto.

Te aseguramos que nada más verla sentirás un impacto como si uno de los personajes de Street Fighter te hubiese lanzado un hadoken directo al corazón.

 

Modelo base > BMW g310r
Año > 2015
Tiempo > 3 meses
Fabricante > BMW
Tipo >Monocilíndrico
Cilindrada > 313cc
Carburadores > BMW
Filtro de aire > BMW
Escape > CRD
Chasis > Aluminio
Amortiguadores > Öhlins
Horquilla > Invertida BMW
Faro >CRD
Manillar > BMW
Mando arranque > BMW
Velocímetro > BMW
Mando luces > BMW
Puños > BMW
Llanta delantera, Freno, Pinza > BMW customizadas CRD
Neumático delantero > 120/70 R17
Deposito de gasolina > CRD
Asiento >CRD
Neumático trasero > 160/70/17
Guardabarros, Porta matrícula, Piloto > CRD
Diseño Pintura > CRD