Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y uso de la web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de privacidad.

En 1990 los primeros episodios de la serie Sensación de Vivir (que acababa de estrenarse ese año) causaban furor entre los más jóvenes, mientras canciones como Enjoy the silence de Depeche Mode o Nothing compares to you, de Sinead O´Connor copaban las listas de éxitos musicales.

Un año —el de 1990— en el que estos grandes éxitos compartían espacio en las radiofórmulas con otros temas musicales más controvertidos como I’m gonna miss you, de Milli Vanilli.

De hecho, en ese año 1990 todo el mundo se llevó las manos a la cabeza cuando se supo que aquel dúo pop de origen alemán no era más que un fraude, un producto de marketing pensado para dar el pego en pantalla. Porque, después de pasearse por estudios de televisión de Europa y Estados Unidos, el promotor tuvo que confesar que la pareja tan solo movía los labios y que eran otros los que cantaban.

El escándalo fue mayúsculo. Pero no tanto como para hacerse viral, puesto que en aquella época Internet se encontraba todavía en pañales, con tan solo un millón de ordenadores conectados a través de la red ARPANET.

Como todavía no existían las redes sociales, la gente se enteraba de lo que ocurría en el mundo a través de la televisión.

Gracias a la caja tonta, mucha gente vio prácticamente en directo la caída del muro de Berlín. Un acontecimiento que seguía dando coletazos en ese año de 1990, en el que Alemania se encontraba en pleno proceso de reunificación.

No obstante, la situación política del país germano no le impidió a Porsche seguir fabricando los mejores deportivos del mundo.

En este post estamos hablando de 1990 con la intención de contextualizar el coche que hoy nos ocupa, el CRDCar8, una transformación Porsche backdate.

Porque, aunque la música y las modas pasen, las grandes obras como este Porsche backdate permanecen con la misma salud que el primer día.

Por esa razón, cuando nuestro amigo Rob trajo su Porsche 911 a Cafe Racer Dreams, nada más verlo tuvimos claro que debíamos dejar nuestra impronta en su restauración, para que su coche viviese una segunda época dorada con las mismas prestaciones y mejor apariencia que la que mostraba en 1990.

En nuestra opinión, el resultado cumple con creces el objetivo que nos habíamos fijado.

Si quieres saber todo lo que hemos hecho con este Porsche backdate, sigue leyendo el resto del artículo.

El Porsche 911/964, un objeto de deseo para coleccionistas

Ya en los años noventa era evidente que el Porsche 911 —denominado a nivel interno como 964— iba a formar parte de la larga nómina de coches míticos fabricados por Porsche.

Este modelo —que no suponía una ruptura total respecto a las líneas de diseño propias de las generaciones anteriores del Carrera—, se convirtió en uno de los coches más revolucionarios de la época, ya que se renovaron el 85% de sus componentes.

Pero lo que más ha gustado siempre a los aficionados a los Porsche backdate —la gran seña de identidad de la marca germana— es su motor boxer refrigerado por aire, que entrega 250 CV.

Este configuración de motor ubicado en la parte trasera del vehículo permite mantener el centro de gravedad más bajo. Por otra parte, el movimiento de los pistones enfrentados es más equilibrado y suave, lo cual mejora la respuesta rauda, directa y extremadamente deportiva de este tipo de bólidos.

En el caso del propulsor del coche que Rob nos trajo directamente desde el Reino Unido, aunque seguía funcionando sin problemas, decidimos desmontar y restaurar todas las piezas. Nuestro amigo británico quería que le hiciésemos un reacondicionamiento integral del mismo, lo que se conoce como un Porsche backdate, para que pareciese incluso más nuevo que recién salido de fábrica en el año 1990.

Para ello, procedimos al desmontaje completo del motor con la intención de revisar y limpiar todas y cada una de las piezas. También sustituimos las que no funcionaban adecuadamente e hicimos una revisión de posibles fugas y holguras, tras limpiar todo el conjunto de bloque y cilindros.

Los principales cambios llevados a cabo en el CRDcar8 para que tuviese las características de un Porsche backdate.

Una de las principales particularidades de este modelo CRDCar8 es que el coche, al circular en el Reino Unido, tiene el volante y los pedales en el lado derecho.

Sin embargo, dicha circunstancia no supuso nunca un problema a la hora de restaurar la mecánica y la transmisión.

A nivel de carrocería, el coche originalmente estaba pintado con el clásico color plata metalizado tan típico de los años 90.

No estaba mal ni de carrocería ni de pintura, pero el color carecía de la más mínima personalidad. Así que optamos por una pintura más moderna, en un color gris antracita efecto perla, bastante más oscuro que la que llevaba el vehículo original.

Además, también decidimos arriesgar un poco en los parachoques.

Aunque los diseñadores de Porsche afinaron mucho las líneas de los paragolpes, para que las defensas del 964 no fuesen tan voluminosas y dejasen de parecer las de un coche de choque —algo que sucedía en la generación inmediatamente anterior del Carrera—, pensamos que quedaría mucho mejor con los parachoques con embellecedores metálicos de un Volkswagen Cabrio.

La conducción de este Porsche backdate.

Los coches preparados para circular por el Reino Unido no solo llevan el volante y los pedales en el asiento contrario.

Junto a eso, los faros redondos —otra de las grandes señas de identidad del Carrera— tienen que estar adaptados para circular por el carril izquierdo, así como todo el cuadro de mandos y el sistema de ventalización debe ubicarse en el lado contrario del salpicadero.

Y el bombín para introducir la llave de contacto se sitúa a la derecha del volante, y no a la izquierda, como es habitual en los Porsche continentales (puesto en un sitio muy poco habitual con la idea de que, en una competición de las que empiezan con el piloto fuera del coche, se arranque el motor rápidamente con una mano, mientras con la otra se va abrochando el cinturón de seguridad).

Pero como decíamos un poco más arriba, estas particularidades no han tenido mucha importancia porque optamos por retirar el salpicadero y los interiores originales, sustituyéndolos por otros de cuero sintético de color negro fabricados a medida en nuestro garaje de Paracuellos del Jarama.

A nivel dinámico, el comportamiento del vehículo ha mejorado muchísimo, gracias a la doble suspensión deportiva y a unas ruedas específicas para automóviles deportivos del modelo Michelin Pilot Sport Cup 2.

El resultado final —que puedes observar en las fotos que acompañan a este post— ha sido tan espectacular que, cuando el propietario del automóvil vino a recogerlo, pudimos ver en los ojos de Rob un brillo muy poco habitual en alguien que presume de su flema británica.

Pinchad aquí si queréis ver más fotos de este Porsche backdate en acción.

Si estás interesado en hacerte un coche como este nos puedes contactar rellenando el siguiente formulario.

DATOS TÉCNICOS

    • Marca> Porsche
    • Modelo > 911
    • Generación > 911 Carrera  (964 1990)
    • Motor > 3.6 (250 Hp)
    • Tipo > Coupe
    • Número de asientos > 2+2
    • Longitud > 4250 mm.
    • Ancho > 1574 mm. (Detrás) //  1560 mm. (Delante)
    • Altura > 1320 mm.
    • Posición del motor > Parte trasera
    • Maxima potencia en rpm > 6100rpm.
    • Per max > 310 Nm (31,6mkg) to 4800 (212 cv)
    • Sistema de alimentación > Inyección directa
    • Construcción de los cilindros > Boxer
    • Número de cilindros > 6
    • Número de válvulas por cilindro > 2
    • Combustible > Gasolina
    • Tracción > Trasera
    • Cambio > Manual
    • Suspensión delantera > Original
    • Suspensión trasera > Original
    • Frenos delanteros > Discos ventilados (298 mm) 4 pistones
    • Frenos traseros > Discos ventilados (299 mm) 4 pistones
    • ABS > No
    • Dirección, tipo > Hidráulica
    • Sistema de escape > Porsche Sport
    • Neumáticos > Michelin Pilot Sport Cup
    • Llantas > Original
    • Faros > Original
    • Volante > Original
    • Salpicadero > Hecho a mano por CRD