BMW Cafe Racer

Aunque cada moto que preparamos nos parece un nuevo reto, trabajar sobre la base de una R100 para hacer una BMW Cafe Racer es hacerlo sobre seguro.

Más que nada, porque a la hora de crear nuevos modelos, la moto alemana es una de nuestras referencias habituales en Cafe Racer Dreams.

Con independencia de que la moto donante sea más o menos conocida, todos los clientes que han confiado hasta ahora en nuestro taller para disfrutar de su moto CRD saben que acumulamos un amplio know how y que siempre hacemos las cosas con gusto y profesionalidad.

En concreto, en este post te vamos a explicar cómo fue el trabajo que hicimos con una de nuestras últimas creaciones: la CRD98, que actualmente se encuentra en el garaje de una persona muy conocida a nivel deportivo.

Si quieres saber más sobre esta moto y su propietario, te recomiendo que sigas leyendo.

El principio de esta historia: una BMW R100 del año 1981.

Ya te he explicado que nos sentimos muy cómodos cuando trabajamos con motos que conocemos.

Y la BMW R100 es una de esas motocicletas que nos encantan a la hora de utilizarla como base de nuestras creaciones.

Conviene destacar que hoy en día la gama R100 de BMW se ha convertido en el paradigma de las motos clásicas.

La primera serie de la R100, conocida como /7, comenzó a fabricarse en 1976, siendo 1981 el año de producción de la que nos ha servido como donante para la CDR98 que te estamos reseñando.

Aunque hay varias versiones como la R100T, la R100S, la R100CS, la R100RT, la más legendaria de todas es la R100RS, por ser la primera motocicleta fabricada de serie con un carenado integral de plástico.

CRD98 Cafe Racer-BMW Cafe Racer-Cafe Racer Dreams

Por ello, el modelo en el que nos hemos basado para la CDR98 forma parte de la primera tirada, cuya denominación era R100RS.

Una motorización pensada para el máximo disfrute.

La serie RS de la gama R100 de BMW se caracterizaba por contar con unos motores más dimensionados, que alcanzaban los 1.000 centímetros cúbicos, lanzados al mercado con el objetivo de hacer frente a las marcas japonesas que dominaban las ventas en aquella época.

Mecánicamente el motor de la R100 que hemos usado para la CRD98 se trata de un propulsor tipo bóxer, bicilíndrico, de cuatro tiempos, que ha sido desmontado por completo para ver qué piezas se podían aprovechar y cuáles no eran recuperables.

Nuestra intención a la hora de restaurar un motor es dotarlo de las mismas prestaciones que ofrecía en su momento, cuando la moto salió de la fábrica en el año 1981. Y queremos que además tenga la misma apariencia de entonces.

Por esa razón, pintamos el motor con una pintura al polvo que le da un aspecto al conjunto mecánico igual que si la moto acabase de ser entregada en un concesionario de BMW, hace solo unos minutos.

Durante todo el proceso de trabajo —que nos ha llevado 6 semanas— hemos podido reutilizar piezas originales de BMW como el filtro del aire o el depósito de gasolina, mientras que para sustituir las que se encontraban en peor estado hemos recurrido a nuestros proveedores habituales

Y el tubo de escape lo hemos diseñado y fabricado en nuestro taller de Paracuellos del Jarama, para que muestre en todo su esplendor la personalidad tan característica de las Cafe Racer Dreams.

Por mencionar también la parte eléctrica, para el mando de arranque nos hemos decantado por uno producido por Tiny. Y tanto el velocímetro como el mando de las luces es de Motogadget, que van instalados en el manillar Rental Ultra Low, con puños Biltwell en color negro.

Otros elementos destacados de esta BMW Cafe Racer.

De la BMW R100 original también hemos podido aprovechar el chasis, mientras que el subchasis —por cuestiones estéticas—, lo hemos fabricado nosotros mismos.

La construcción multitubular del chasis original nos ha permitido otorgarle a la CRD98 un comportamiento muy similar al de la BMW donante.

Su característica principal a nivel dinámico es la ligereza, aunque requiere de cierta mano para controlar la moto en determinadas circunstancias, puesto que este tipo de chasis más rígido es menos “agradecido” en sus reacciones.

Por lo que respecta a la horquilla, nos pareció que la más apropiada sería una de tipo invertido de Suzuki. Y para los amortiguadores hemos seleccionado unos de la marca Hagon.

Por otra parte, elementos tan característicos de Cafe Racer Dreams como el faro delantero, el piloto trasero, el guardabarros o el portamatrículas no podían faltar en esta BMW Cafe Racer.

De hecho, estas piezas diseñadas y fabricadas por nosotros son las que al final llaman la atención de nuestros clientes, debido a que le proporcionan al acabado final una marcada personalidad Cafe Racer.

Un asiento de calidad para un cliente VIP.

Solo me queda explicar cómo es el asiento de esta BMW Cafe Racer, ya que es la primera moto de Cafe Racer Dreams que cuenta con un accesorio diseñado y fabricado por la empresa de marroquinería Cafe Leather Supply.

Este maravilloso asiento de piel de Ubrique en color caramelo —que contrasta con el color negro mate dominante— está hecho a mano de modo artesanal, con pieles sin tratamiento químico y que son, por tanto, totalmente respetuosas con el medio ambiente.

Un asiento premium destinado a ser usado por otro cliente VIP que ha sucumbido al encanto de nuestras motos Cafe Racer Dreams.

Porque esta CRD 98 se ha creado para el jugador de fútbol Xabi Alonso, que ha tenido que esperar a su retiro como futbolista profesional para poder disfrutar de una de nuestras exclusivas creaciones.

Un tiempo de espera para el exjugador del Real Madrid y del Bayern de Munich que ha aumentado incluso más el deseo de poseer una de nuestras motos.

¿También te gustaría a ti disfrutar de una BMW Cafe Racer?

Aunque actualmente tenemos una considerable lista de espera de personas interesadas en comprar nuestras motocicletas, estaremos encantados de responder a cualquiera de tus consultas y dudas.

Puedes contactar con nuestro taller rellenando el siguiente formulario de contacto.