Nuestra influencia en redes sociales hace que personas de todo el mundo nos contacten para trabajar con sus motos, comprar componentes, ofrecer colaboraciones o simplemente para hacer preguntas sobre cómo construir una cafe racer. Sin embargo, el email del que os hablamos a continuación fue más llamativo que la mayoría que recibimos. La empresa francesa de productos de belleza de lujo Biotherm nos contactó para preguntar si una de nuestras motos podía aparecer en su última campaña de “Biotherm Homme”. El famoso futbolista y modelo David Beckham iba a ser el protagonista de esta campaña y él mismo había pedido utilizar una de nuestras motos. Nuestro equipo respondió con una lista de las motos que podrían utilizar. Una vez eligieron la emblemática y elegante CRD91, nos pusimos manos a la obra con el proyecto.

Durante la planificación del evento, estuvimos en contacto con Anthony Mandler, conocido por su labor dirigiendo artistas como Jay Z o The Weekend. En la actualidad es más conocido por ser el fotógrafo de portadas para GQ y otras revistas de moda, además de realizar proyectos de vídeo como el de Biotherm. Anthony nos dijo que la CRD91 iba a ser una parte fundamental del spot, ya que David iría en moto por un paisaje rural camino de una cascada. Mandler explicó que él y Beckham eran buenos amigos y que más que trabajo serían unos días divertidos para todos. Estábamos emocionados.

Cafe Racer Dreams-David Beckham-CRD91-David Beckham CRD-David Beckham Biotherm-Beckham Biotherm

El antiguo jefe de taller de Cafe Racer Dreams, Gonzalo, se encargó de entregar la moto él mismo. Hizo los 1.490km que separan Madrid de Manchester en nuestra Mercedes Sprinter para llevar la CRD91 hasta el lugar en el que se iba a realizar el rodaje. Gonzalo y el equipo de la campaña se hospedaron en el mismo hotel. Todo el equipo de rodaje (fotógrafos, maquilladores, director…) quedó impresionado con nuestra moto. Había muy buen ambiente por ambas partes ya que Mandler, al igual que Beckham, es un gran aficionado al mundo del motor. Anthony mostró un gran interés en nuestra empresa y, como él mismo dijo, nuestras “obras de arte” podrían tener un gran potencial en Los Ángeles.

Al día siguiente conocimos a Beckham, una persona sencilla, humilde y muy amigable, justo lo que esperábamos. Iba vestido al más puro estilo cafe racer, con gafas de sol, vaqueros, botas Timberland y chaqueta de motorista y casco negros. Estuvimos charlando con él unos momentos y rápidamente nos dimos cuenta que es un gran aficionado a las motos. El rodaje comenzó en Deansgate Locks con Beckham pilotando nuestra CRD91 por las calles mojadas de Manchester. Iba rodeado de pantallas reflectoras y de una cámara que filmaba constantemente. No tardaron mucho en aparecer paparazzis para conseguir una instantánea de lo que estaba ocurriendo. Los ciudadanos también miraban atentos a Beckham y más de uno lo reconoció y gritó su nombre, a lo que el famoso futbolista respondió con una gran sonrisa.

Cafe Racer Dreams-David Beckham-CRD91-David Beckham CRD-David Beckham Biotherm-Beckham Biotherm

Tras unos kilómetros dejamos la ciudad camino de los parajes increíbles que hay a las afueras de Manchester. El ambiente durante todo el rodaje fue inmejorable. Un equipo muy profesional con una mentalidad positiva y muchas bromas entre las diferentes escenas. Eventualmente llegamos a una enorme cascada, lugar donde se iban a filmar las escenas finales. Mandler explicó que esta parte iba a ser un reflejo de la marca. Biotherm se creó a partir de agua mineral de los Pirineos, que contiene plancton termal que rejuvenece la piel. La idea era rodar una escena de Beckham limpiando su cara en la cascada, un claro reflejo de lo naturales que son los productos de Biotherm. “Y… ¡Corten!”, gritó Mandler. Era el final de los dos días de rodaje. Todo el mundo aplaudió y comenzaron a recoger el equipo. Habíamos terminado.

Ha sido un privilegio poder trabajar tanto con una marca como Biotherm  como con Beckham. Estamos muy contentos con el resultado final. Podéis ver el vídeo aquí, por supuesto, no os olvidéis de contarnos qué os ha parecido.